Mi voz a través de las letras

Algunas veces pienso que el mundo está podrido...

Hola queridos blogueros/as:

Hoy, día normal. Estoy de vacaciones por las Fallas y no salí en todo el día, solo para sacar a mi perra como hago siempre. También estuve toda la tarde con mi sobrino, como casi todos los días, ya que mi hermana trabaja muchas horas.

Y hablando de todo un poco, sacando a la perra, he visto a unos cuantos que me hacían bullying en Primaria y Secundaria y al pasar por enfrente de ellos he tenido la sensación de que se reían de mí, ya que se me han quedado mirando. He pasado de largo y he ido a mi bola con mis auriculares y mi música. Si se han reído de mí, ya me da igual, ya estoy acostumbrada. No quiere decir que no me de rabia, que me la da, ¿Pero para qué voy a perder mi tiempo en decirles nada? Tendrían que decirme algo muy grave para que yo saltara. Y yo sólo suelo saltar si me dicen algo sobre mi hermano, como ya sabéis, o sobre mi familia o la gente que me importa. Que por cierto, quiero aprovechar este post para agradecer a la gente que siempre ha estado a mi lado en esos momentos en los cuales ni yo misma me soporto. A mi familia, sobre todo a mis padres, a mi hermana, mi cuñado… También a esos dos preciosos sobrinos que tengo, que aunque sean pequeños son mi alegría de vivir, el motivo por el cual sonrío cuando peor estoy. Y sobre todo a mi hermano, que aunque nunca haya escuchado su voz, y digan lo que digan sobre él, yo me siento muy orgullosa de tener un hermano como él, para mí es un ejemplo a seguir, a pesar de su enfermedad y de todas las dificultades que ha pasado (y yo junto a él), él no ha parado de sonreír ni un momento, ni tal siquiera las numerosas veces que ha estado ingresado en el hospital, y me ha transmitido su fortaleza y valentía, y sobre todo, su alegría, esa que con su sonrisa se me contagia. Por eso le quiero tanto. Por eso me duele en el alma que la gente desalmada de este pueblo sea capaz de decir las cosas que dicen sobre él si tan siquiera conocerle. Y también a esos amigos de verdad, que me han hecho recuperar la fe en que existen amigos de verdad que nunca te traicionarían, no hace falta que los nombre, ya sabéis quienes son si ni tal siquiera decirlo, ¿Verdad, queridos lectores?

Y en fin. Hablando de más cosas. Me han llegado varios correos en mi correo falso, el cual es mivozatravesdelasletras@gmail.com, de varios lectores de este blog preguntándome porque no escribí nada el día de la mujer, el día 8 de marzo, si tengo algo en contra de este día tan memorable.

No tengo nada en contra de este día, pero básicamente tengo la misma opinión que tengo hacia el día 14 de febrero, San Valentín “Día de los Enamorados”. Al igual que opino que hay que demostrar el amor hacia esa persona todos los días y no una vez al año, lo mismo digo respecto a esto. Para demostrar que eres mujer y luchar por tus derechos como tal, lo cual está genial, no se necesita una vez al año. Si eres mujer, lo eres todos los días, y si quieres luchar por tus derechos, ¿Por qué esperar a un 8 de marzo para hacerlo? ¿Qué tiene de malo cualquier otro día para reclamar tus derechos según tu identidad sexual, según tu género? Pues eso.

Yo, que soy mujer, reivindico hoy mis derechos como tal. A poder salir a la calle por la noche sin miedo “a que me pase algo”. Que por el hecho de ser mujer no me hagan sentir “el sexo débil”. Que no por ser mujer no quiere decir que no me pueda defender en caso de que me intenten hacer algo. El poder maquillarme o lucir escote sin miedo a que me digan “que voy provocando”. Salir a la calle tranquila sin miedo a que me digan groserías, porque una cosa es un piropo como “guapa” y otra muy distinta un desprecio como “estás buenísima y te haría de todo”. De pedir respeto, que por ser mujer no quiere decir que no merezcamos respeto. De quedarnos embarazadas sin miedo a que por eso nos puedan echar del trabajo. De ser violadas sin miedo a ser juzgadas por gente que no entiende que NO ES NO, que por salir por la calle de noche volviendo de fiesta, no vas “buscando” que abusen sexualmente de ti. Que tienes todo el derecho de vestir como te salga del coño (perdón la expresión) sin miedo a que por eso algunos retrógradas piensen que eres “una buscona”. Que seamos maltratadas verbal o físicamente por nuestra pareja (o quien sea)y denunciemos sin miedo a quien sea nuestro agresor, sin miedo a que la gente piense “que nos los buscamos”. A que nadie, pero NADIE nos coarte nuestra libertad, nuestra intimidad, que podamos salir de fiesta con quien sea sin miedo a que piensen que por ser amable “vas a tontear”, o poder salir a bailar en una discoteca sin miedo a que piensen “que te gusta llamar la atención”. Que no rechacen mujeres por ser lesbianas, son mujeres igualmente. Y así una larga lista, de cosas que revindico pero lo puedo hacer cualquier día, no sólo una vez al año, ¿Entendéis?
Y por si algún hombre lee mi blog, quiero que conste que no soy feminista. También pido respeto y honor para los hombres, igualdad de condiciones para ambos sexos, pues también se juzga al sexo masculino con mucha facilidad, con comentarios como: “Todos los hombres son iguales”, “es el sexo que manda”, “sólo quieren follar”, etc. Los hombres también pueden ser agredidos por sus parejas u otras personas, pueden ser despreciados en cualquier ámbito, y un largo etcétera.

Y tampoco comprendo porque el mundo está tan podrido…Como hay gente capaz de asesinar, de matar, de violar, de lastimar  a otras personas sin pensar en el daño que van a causar a otros. Cada vez que veo en las noticias cosas de este tipo, agresiones, asesinatos, violaciones…Pierdo cada día más la fe en la humanidad…Padres que son capaces de asesinar a sus propios hijos, personas que matan sin piedad a otras sólo por pura barbarie, que agreden a otras de una forma brutal, muchas veces jodiéndole la vida de forma definitiva…

Menos mal que aún queda gente noble y sincera en el mundo (o eso espero), pero hay veces que me cuesta creerlo, la verdad.

Y bueno, queridos lectores, aquí os dejo la letra de una canción que me encanta:


Tal vez mi vida sea oscura,

o mi amor soñador.

Tal vez un día estemos juntos,

se acabe el dolor.

Aunque caiga deprisa,

en un mundo al revés,

de repente y algún día,

nos volveremos a ver.

No sé si estás conmigo,

o si eres mi enemigo,

yo sólo sé…

Sólo sé que el mar te hará regresar,

junto a mí y sentir esas ganas de amar,

de querer renunciar a todo lo demás

Sólo tú y yo nos volveremos a amar.

No sé si estás conmigo,

o si eres mi enemigo…

Yo sólo sé…

Nos volveremos a ver.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: