Mi voz a través de las letras

Tengo una flor y un juramento, tengo escrito en cada parte de mi cuerpo que te quiero para mí.

Hola queridos blogueros/as:

Perdonadme por no escribir el jueves y el viernes. El jueves estuve muy enferma del estómago y el viernes me pasó una cosa que me dejó “cao” por decirlo así. Una antigua “amiga” mía, si es que la puedo llamar así, me amenazó con denunciarme el blog y hacer que me lo cerraran. Según ella, todo lo que escribo es ilegal. Ni tan siquiera voy a decir su seudónimo, queridos lectores, para evitar problemas. Ya sabéis que cada cosa que he contado, cada vivencia que he narrado a través de aquí, le he cambiado el nombre a la persona para preservar su intimidad. No he dicho nada personal de su vida, sólo he  narrado vivencias con estas personas. Pues bien, según esta chica, lo que escribo es ilegal y va a denunciarme.

Me quedé tan mal, lloré tanto, que por la noche no tenía ganas de nada. Además, me tocó quedarme este fin de semana en casa de mi hermana, ya que mis padres se fueron a Benidorm a pasar el fin de semana para ver a  mis tíos, los cuales están pasando los meses de invierno allí. No sé si os conté que estuvieron de visita, el día que La Bipolar se quedó a dormir y comer en mi casa, y al día siguiente se fueron a Benidorm.

Pero bueno,  a lo que voy. Estaba yo haciendo mi equipaje por la tarde, antes de bajar a la Autoescuela, ya que el jueves no fui debido a mi enfermedad, ni tal siquiera fui al Instituto. Pues eso, había terminado de comer, y estaba preparando mi ropa para llevármela a casa de mi hermana, cuando de repente, me llegaron semejantes noticias a través de una persona que la conoce, ya que a esta chica (la que amenaza con denúnciame) la tengo bloqueada desde hace varios meses.

Me puse tan mal, que bajé a la Autoescuela llorando. La profesora estuvo hablando conmigo, tratando de consolarme, diciéndome que esa chica nunca había sido mi amiga de verdad, que si hubiera sido mi amiga de verdad, no me amenazaría con semejante cosa. Cuanta razón tenía en sus sabias palabras, queridos lectores…

Pero aquella noche no pude dormir, me llevé el ordenador portátil que utilizo a casa de mi hermana, pero no llegué a escribir. Me sentí profundamente mal e incluso llegué a pensar en… Dejar esto, queridos lectores. Dejar el blog.

Por supuesto que no quiero, queridos lectores Este blog es mi vida, es la única manera en la cual puedo desahogarme sin sentir que nadie me juzga, expresar todo lo que siento sin miedo, este blog me da la vida, me devuelve las fuerzas cuando no las tengo… Si me quitan el blog, me quitan una parte de mí, y no exagero.

Pero no sé que hacer, queridos lectores y es por eso que necesito vuestro consejo. Os invito a que dejéis vuestros comentarios en este post o bien que me escribáis por el correo que utilizo para vosotros, seguidores. Me lo hice hace poco, se me ocurrió la idea por si queráis escribirme antes, por eso no lo dije antes. Aquí lo tenéis : mivozatravesdelasletras@gmail.com

Y bueno… Respecto  a eso, no hay nada interesante que contar. El jueves estuve fatal del estómago y el viernes, fatal de ánimo. Menos mal que al quedarme en casa de mi hermano, mis sobrinos, que son adorables, me hicieron sonreír, aun sin yo querer. Y al día siguiente, sábado, quedé con Mi Chiquitina, y estuvimos por el centro de la capital dando una vuelta, merendamos muchísimo, nos pusimos moradas, nos hicimos un montón de fotos y lo pasamos genial. Y el domingo, bajé a una caseta de campo que tiene el padre de mi cuñado en un sitio bastante bonito, se parece a mi casa rural de mi pueblo de Valladolid, aunque prefiero la mía.

Pero no voy a negar que me sentó genial estar en contacto con la naturaleza ese día, respirar aire puro, sentir el canto de los pájaros… Y jugar con mis sobrinos y sus primos. Me encantan los niños, queridos lectores. Ellos no te juzgan.

Más de una vez, yendo por la calle, he visto como un niño me sonríe o me dice “hola guapa” o “toma guapa, esto para ti”. Los niños, esos ángeles que sin conocerte ya parece que te quieren. Que no te juzgan. Que son sinceros. Que aunque se peleen entre ellos, o contigo, enseguida se les pasa y lo arreglan, porque para ellos es más importante esa persona que el orgullo. De hecho, a veces pienso que los adultos tenemos tanto que aprender de ellos…

En fin, queridos lectores. Mañana tengo examen, y ya os contaré como me va. Pero en serio, queridos lectores, necesito vuestro apoyo y consejo…  Sois muy importantes para mí, porque sin vosotros este blog no sería nada.

Y no sé que más decir, queridos lectores. Ahí va la letra de una canción que me encanta:

Quiero regalarte un beso,

comenzar de cero, explorar el mundo con tus ojos.

Sólo quiero tomarte la mano, acercarnos tanto,

que no quede espacio entre nosotros.

Tengo una flor y un juramento,

tengo escrito en cada parte de mi cuerpo que te quiero para mí.

Quiero conocer de ti cada detalle oculto de tu corazón,

quiero ser como el aire en tu respiración y no dejar de amarte.

Quiero estar en cualquier parte donde vayas tú.

Quiero despertar, así perdida en tu mirada y tú abrazado a mí,

Quiero gritarle al mundo que te descubrí, ya no podré soltarte.

Solamente tú, simplemente tú.

Eres todo lo que quiero.

Quiero no quedarme nada, y tocarte el alma

con los más sutiles sentimientos.

Tengo una flor y un juramento,

tengo escrito en cada parte de mi cuerpo que te quiero para mí.

Quiero conocer de ti cada detalle oculto de tu corazón,

quiero ser como el aire en tu respiración y no dejar de amarte.

Quiero estar en cualquier parte donde vayas tú.

Quiero despertar, así perdida en tu mirada y tú abrazado a mí,

Quiero gritarle al mundo que te descubrí, ya no podré soltarte.

Solamente tú, simplemente tú.

Sólo has sido tú.

Quiero conocer de ti, cada detalle oculto de tu corazón...

Quiero ser como el aire en tu respiración y no dejar de amarte,

Solamente tú, simplemente tú.

Eres todo lo que quiero.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: